Seguro de viaje

Razones para tener un seguro de viaje en tus vacaciones

Seguro que cuando planificas tus vacaciones buscas información del destino, los mejores lugares que visitar, y del hotel y los vuelos o transporte que más te conviene. Muchas veces habrás pensado que para que vas a pagar un seguro de viaje, que mejor te gastas ese dinero en destino y disfrutas de las vacaciones.

En este enlace te dejo el seguro con el que viajo yo y con un 10% de descuento, el de Intermundial y ahora te cuento las razones por las que debes contratar un seguro de viaje.

Por experiencia propia te puedo decir que viajar sin seguro te pude arruinar las vacaciones, o encarecerlas mucho si te pasa algo. Personalmente viajo bastante, y siempre lo hago con seguro, y las dos veces que lo he tenido que usar menos mal que lo tenía. La primera vez tuve que se hospitalizada 6 días en Camboya, ¿te puedes imaginar en qué tipo de hospital o médico hubiera acabado sin seguro? ¿Y cuánto me podría haber costado la factura? Por suerte el seguro me llevo a un hospital privado, con una habitación para mi sola y con una atención equiparable a la del primer mundo.

La segunda vez, me robaron el móvil estando en Costa Rica, y aunque no pude recuperarlo, gracias a la indemnización del seguro, a mi regreso pude comprarme otro sin arruinarme.

Por eso hoy, te dejo aquí razones por las que yo nunca viajo sin seguro de viaje.

 

Razones para tener un seguro de viaje

 

  1. Disponible 24h todos los días de la semana.

Tanto si te encuentras mal, tienes un problema con tu transporte, un accidente de coche, un robo o la pérdida de la cartera con todas las tarjetas, llames desde donde llames y sea la hora que sea, te ayudarán. Esta tranquilidad no tiene precio cuando viajas y menos cuando lo haces por países en los que no hablan tu idioma, como Japón, Rusia, etc.

 

  1. Asistencia médica de calidad

Cuando te encuentras fuera de tu entorno, si te encuentras mal, y no hablo de un simple resfriado, si te rompes un dedo o una pierna o tienes un accidente, saber dónde llamar o acudir es difícil y puede ser muy costoso. Viajar con seguro de viaje te garantiza con una llamada tener una asistencia médica de calidad, si tú no puedes llegar al centro médico que te digan, harán que una ambulancia venga a buscarte. El seguro cubre las pruebas para el diagnóstico y lo que te tengan que hacer. Y si te tienes que quedar hospitalizado, también cubre el desplazamiento de una familiar hasta el lugar donde te encuentras.

Eso sí, al contratar el seguro, hay que asegurarse del importe en gastos médicos que cubre. Yo no recomiendo viajar con menos de 60.000€ de gastos médicos incluidos.

 

  1. El idioma no es un problema

Sino hablas el idioma del lugar y no entiendes al médico o al farmacéutico o cualquiera de las personas con las que debas tratar para resolver tu situación, el seguro te proporciona un intérprete.

 

  1. Te informan sobre tu viaje

Muchos no lo saben, pero la compañía de seguros te puede ayudar con dudas o consultas antes, durante y después de tu viaje. Te pueden asesorar sobre cómo sacar tu visado, anular las tarjetas en caso de robo, ayudarte si te dejas olvidado algún objeto en el extranjero y enviártelo.

 

  1. Cambio de planes durante tu viaje

Alguna vez te habrá pasado que tu vuelo se ha retrasado o cancelado, o que te han perdido la maleta. El seguro de viaje también prevé estos casos y cuenta con coberturas para ello, como poder comparar artículos de primera necesidad hasta que te devuelvan el equipaje (artículos de aseo, ropa, medicinas, etc.)

Si es cierto que cuando un vuelo se cancela la compañía tiene que reubicarte, puede que tu ruta ya quede totalmente desmontada, porque tenías que coger otro trasporte después o porque para cuando te reubican ya has perdido los servicios contratados de los dos primeros días de viaje. El seguro de viaje es muy útil en estas ocasiones porque te ayuda en las gestiones que debas realizar y corre con los gastos del nuevo plan que debas hacer para seguir con tu viaje o te reembolsa los servicios no disfrutados, y hasta te adelantan el dinero para que puedas continuar con el viaje.

 

  1. Anulación del viaje

El seguro de viaje también dispone de la opción de contratarlo con anulación, si bien es algo más caro, es recomendable en ciertos momentos o circunstancias ya que pueden cubrir hasta 40 motivos diferentes por los que cancelar el viaje hasta el día antes y que no te suponga ningún gasto.

¿Qué motivos pueden llevarte a que te interese contratar el seguro de viaje con anulación? Motivos de trabajo, como despido o incorporación a un nuevo puesto de trabajo. De salud, como por ejemplo enfermedad o fallecimiento de un familiar hasta tercer grado. Burocráticos, como convocación de un jurado o a mesa electoral, y muchos más.

Así que conviene pensarlo en el momento de la contratación del viaje, porque eso sí, debe contratarse el seguro con cancelación en el momento de la reserva del primer servicio del viaje o en los 7 días siguientes.

 

También recuperarás los gastos si una vez de viaje, debes volver antes e interrumpir tu viaje por alguno de los motivos que se cubren. No solo se hace cargo el seguro de viaje del viaje de vuelta, que también te reembolsará los días que no hayas disfrutado.

 

  1. El seguro se adapta a tus vacaciones y a ti.

No es el mismo seguro de viaje si vas a la playa, de crucero o practicas deportes de aventura. También varía si viajas por España, Europa o el resto del mundo y si te vas 2 días o 10. Así que lo mejor es que consultes cual es el mejor.

 

¿Qué hay que tener en cuenta al contratar el seguro de viaje?

  1. La cobertura en gastos médicos. Yo, como te comentaba, siempre viajo con mínimo 60.000€, hay países como EEUU en los que la medicina es carísima,
  2. Fíjate si la póliza establece copagos, hay compañías que aparte del seguro piden que pagues un % de los servicios. Personalmente recomiendo coger un seguro sin copago.
  3. Las causas de cancelación que cubre y si debes ampliar y coger la opción del seguro con cancelación debido a tus circunstancias personales.
  4. Si vas a hacer deportes de aventura o un crucero dentro de tus vacaciones, asegúrate de completar tu seguro incluyendo estas actividades.
  5. El seguro de viaje no incluye todo lo que te puedas imaginar, por lo que te recomiendo que te leas muy bien las coberturas para asegurarte que queda cubierto todo lo que quieres tener cubierto.
  6. No te quedes con el seguro más barato, 10 – 15€ de diferencia no son muchos, y ya se sabe que al final, ¡lo barato sale caro! Cuanto más barato sea, menos coberturas tendrá.

 

En este enlace te dejo el seguro con el que viajo yo, y  con un 10% de descuento: Intermundial.

La modalidad que elijo depende siempre del viaje que vaya a hacer y las circunstancias en las que me encuentro, así que te animo a que los veas y cojas el mejor para ti.

 

Feliz viaje 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *