Bailar y viajar. Travel and dance

Bailar y viajar…estilos de vida!!!

Si eres de los que posponen cenas para no perderte tus clases de baile, y de los que antes de que te toque pedir las vacaciones del trabajo, ya tienes una lista preparada de destinos donde ir, eres de los nuestros!

Y es que para algunos, el viaje o el baile no son sólo un hobby o una pasión sino un estilo de vida!

 

El baile te da felicidad, entre otras muchas cosas.

Se dice que la gente que ha crecido bailando es más feliz, desestresada e inteligente.

Se necesita disciplina, constancia y aptitudes físicas para llegar a ser un gran bailarín profesional, pero sólo se necesitan ganas y pasión para bailar, y eso es alcanzable para todo el mundo.

Detrás de la elegancia de un bailarín, también hay un entrenamiento, cada uno en el nivel que ha elegido. Pero como nos molesta cuando nuestros amigos nos dicen que no hacemos nada en las clases de baile, lo que ellos no saben, es que probablemente sudemos más que ellos en el gimnasio, quememos más calorias, y que además lo hagamos con una sonrisa. Al próximo que te diga que bailar no es un deporte, invitalo a una clase de baile.

Además el baile alivia tensiones y promueve la creatividad y algunas ramas de la psicología reconocen que bailar te hace más feliz que simplemente ir al gimnasio o salir a correr. E incluso hay métodos como la psicodanza, que utilizan técnicas de expresión corporal, donde se utiliza la danza como medio de comunicación y terapia.

Y lo bueno, es que nunca es tarde para empezar a bailar.

Nos quedamos con una frase que de la escritora Vicki Baum: «Hay atajos para la felicidad, y el baile es uno de ellos»

 

Viajar también te aporta felicidad y conocimiento.

A los que nos gusta viajar, no perdemos la ocasión cuando tenemos tiempo libre para escoger un próximo destino. Ya sea para irte a hacer senderismo a media hora de tu casa, o cogerte un avión y cruzar el charco para explorar otros continentes.

Resulta curioso que en el colegio no consiguiéramos aprendernos las capitales, y ahora no paremos de mirar el mapa del mundo para elegir nuevo destino y marcar donde ya hemos estado. Y no apuntamos sólo las capitales, sino un montón de sitios más dónde ir, y si en alguno de nuestros viajes nos perdemos y encontramos algún pueblo que no está ni el mapa, mucho mejor!

Y es que nos encanta conocer lugares nuevos, otras culturas y tradiciones y disfrutar de los paisajes que nos vamos encontrando por el mundo. Viajar, al igual que bailar, también nos hace escapar del estrés diario, desconectar y volver con las pilas cargadas a la vida diaria.

Además, viajando aprenderás cómo funciona el mundo y su gente de primera mano. Y es algo que hay que vivirlo, porque no te lo pueden enseñar en una clase.

Y tú, ¿también crees que el viaje y el baile son tu estilo de vida? ¿Dónde quieres ir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *