Consejos camino de santiago

10 consejos para el Camino de Santiago

Como amantes del baile, sabemos la importancia de cuidar nuestros pies en todo momento, pero sobre todo cuando realizamos alguna actividad a la que no estamos acostumbrados, o si, y que requiere de un esfuerzo físico extra.

Como son muchos los viajer@s que voy encontrando en mis viajes y me preguntan sobre el Camino de Santiago cuando les digo que soy de allí cerquita y que lo he hecho un par de veces y además lo super recomiendo como viaje, he decidido escribir este artículo, aunque encontrareis mil más en internet, pero es una manera de recopilar aquí mis trucos, basados en mi experiencia, y en consejos de otros caminantes.

 

  1. Elige la fecha

Los mejores meses son mayo y septiembre: Temperatura agradable pero sin llegar al calor sofocante del pleno verano (de junio a agosto). Poca probabilidad de lluvia y menos aglomeración de gente que en pleno verano.

No se recomienda hacerlo en invierno por las temperaturas, España no es todo sol y playa, el invierno también llega…y la nieve, y aunque puede ser una experiencia muy bonita, no es la primera vez que los peregrinos se pierden en los Pirineos, por ejemplo. Así que, si tus únicos meses son de noviembre a febrero, elige bien el camino y evita los que tengas que cruzar montañas.

 

  1. Elige que camino quieres realizar

Hay muchas opciones para llegar a Santiago de Compostela, y también, para los que se queden con ganas de más, hay un camino que llega hasta Finisterre, una localidad en la Costa da Morte, a 98 km de Santiago.

El camino más conocido y más antiguo es el camino Francés, es probablemente el más transitado y el más económico porque cuenta con muchos albergues de peregrinos, pero si lo quieres hacer en julio o agosto te encontrarás con algún problemilla para encontrar plazas en estos albergues y a lo mejor te tocara ir a uno privado, que aún así suelen ser bastante económicos, entre 8 y 15 €.

Hay una web muy recomendable, que es de las mejores en cuanto a rutas y alojamiento, viene muy clara y puedes ver hasta las dificultades de las etapas.

Consejos Camino de Santiago. Tips

 

  1. Cuanto tiempo

No todo el mundo tiene un mes de vacaciones solo para dedicárselas al Camino de Santiago, no pasa nada! No hace falta que hagas el camino entero, yo por ejemplo lo hice dos veces y por partes.

Lo más habitual es que la gente haga el último tramo para llegar a Santiago.

La media es realizar unos 25 km al día. En la web que os contaba puedes ver la dificultad de las etapas, si hay mucha montaña quizá ese día hagas sólo 20 km y al día siguiente sea una etapa más fácil y hagas 30 o 35 km. Si tienes pensado pasar de los 35 km diarios te recomendamos que estés en forma. 20 km despacito se hacen “fácil”, si pasas de ahí ya dependerá de tus condiciones físicas. Lo normal es caminar entre 6 a 8 horas al día, puede ir parando y disfrutando del paisaje.

 

  1. Como llegar

Cuando ya sepas el camino que quieres hacer y desde donde, tendrás que organizar como llegar hasta allí. En España hay una red amplia de autobuses y trenes, así que tendrás acceso casi a cualquier punto desde el aeropuerto mas cercano y luego cogiendo bus o tren.

 

  1. Albergue de peregrino o alojamiento en hotel

Hay gente que prefiere quedarse en hoteles o pensiones que en albergue de peregrino. Yo recomiendo vivir al autentica experiencia de peregrino , y quedarte en los albergues, porque además así no tienes que reservar y vas caminado a tu aire y vas parando donde te guste más.

Pero si prefieres alojamiento privado, entonces tendrás que decidir de antemano las etapas que harás cada día para poder hacer las reservas.

 

  1. Prepara tu maleta: Menos es mas

Luego te damos una lista de cosas que te hacen falta, pero básicamente el truco está en: pones todo lo que te quieres llevar encima de la cama, y de eso, lleva sólo la mitad.

Lo aconsejable es que tu maleta no supere el 10% de tu peso para que no sufran tus articulaciones, si consigues que pese menos, pues mejor, ten en cuenta que tendrás que llevar por lo menos 1 litro de agua, eso también pesa.

 

Taxi mochila, para  trampos@s

Sino has hecho caso al consejo anterior, y a los dos días de empezar tu mochila pesa como un muerto, hay unos taxistas que te la llevan hasta la siguiente etapa.

 

  1. El truco de usar y tirar

La primera vez que hice el camino conocí unos chicos que hacían el truco de usar camisetas viejas, de esas que usas para dormir, y por la noche las tiraban, lo mismo con los calcetines y la ropa interior, así no solo no tenían que lavar, sino que su mochila cada día pesaba menos, lo que es un alivio.

 

  1. La vaselina

Yo no me lo creía hasta que lo probé, pero créeme que funciona.

Te untas los pies en vaselina y luego te pones los calcetines, de primeras es rara la sensación, pero no te saldrán ampollas, porque evita el roce.

 

  1. La Compostela

Si eres de los que te gustan llevarte el recuerdo y la prueba de que has hecho el Camino, al llegar a Santiago podrás ir a recoger tu Compostela, el diploma oficial de peregrino. Tienes que demostrar que has recorrido como mínimo 100 km a pie o 200 km  en bicicleta.

En cualquiera de los albergues te venderán la “credencial de peregrino”, que es como un pasaporte que irás sellando a lo largo del camino, en los albergues o bares que vayas encontrando puedes pedir que te pongan el sello. Serán válidas todos las rutas del camino.

Oficina para pedir La Compostela:

Rua Carretas 33 (Entrada por García Sabell)

15705 Santiago de Compostela, A Coruña

 

  1. ¿Que llevar?

Como decíamos antes en este viaje tus pies y tu espalda agradecerán que lleves el equipaje más ligero. Aun así hay cosas que es mejor no olvidar:

-Chubasquero. Si lo haces en los meses recomendados o en verano, no hará frió así que es suficiente con los de plastico tipo bolsa de basura que cuestan 1 euro y te taparán también la mochila.

-Compeed: Este nuevo invento de la tecnología para pies, te será muy útil si te sale alguna ampolla. Es carillo, pero es muy efectivo.

-Linterna

-Toalla de micro fibra (la que menos pese)

-Unas chanclas para que tus pies descansen de la caminata cuando llegas a los albergues. Es opcional que tu las quieras usar o no para ducharte, pero tus pies agradecerán que tengas otro cambio. Y YA ESTÁ …no son necesarios zapatos de tacón, ni unas botas extras de montaña, ni otras deportivas. En el peor caso que se te mojen (puede pasar) si es poco, se te secaran por la noche, y sino…a las malas, pueden usar las secadoras de los albergues.

-Saco de dormir: Si decides hacerlo en albergue público, necesitarás un saco o sabanas. Yo opto siempre por un saco de los que pesan poco, porque en algunos sitios de montaña por la noche refresca, pero si eres muy caluroso, a lo mejor te llega con un saco sabana, también dependerá en que época del año lo hagas.

 

Espero que te haya resultado útil, si quieres ayudarnos y contarnos tu experiencia, o darnos más consejos, adelante traveldancer@, puedes dejar tus comentarios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *